Preparación para desastres

Aquí tienes unos ejemplos de cómo Boost puede ayudarte durante un desastre.

Boost pondrá a disposición bancos de teléfonos móviles para uso temporal en refugios de emergencia designados, tanto directamente como a través de organizaciones de respuesta y socios como ITDRC.

 

Boost trabajará de buena fe para ayudar a resolver problemas de facturación para cualquier cliente que se declare afectado por un desastre.

 

Boost se asocia con organizaciones como el Centro de Recursos de Tecnología de la Información para casos de Desastres (ITDRC) con el fin de ayudar en los despliegues a áreas de emergencia y refugios.

 

Boost monitorea las oficinas estatales de servicios de emergencia para lograr una conciencia óptima. Los consumidores también pueden registrarse para recibir avisos, como los que ofrece la Oficina de Servicios de Emergencia de California, o CALOES.

 

Boost quiere que nuestros clientes estén preparados para cualquier eventualidad, por lo que tenemos las siguientes sugerencias para ayudarte a ti y a tu familia:

  • Mantén tus equipos cargados. Ten un plan alternativo para recargar tu batería en caso de un corte de energía, como utilizar el cargador de tu automóvil para cargar tu equipo o contar con bancos de energía completamente cargados y listos.
    • Nunca se sabe cuándo puede ocurrir un desastre, por lo que es importante usar fuentes de carga alternativas de forma regular, no solo en caso de desastre. Esto te permitirá saber cómo se utilizan y estarás seguro de que cosas tales como los bancos de energía portátiles estén completamente funcionales, cargados y listos para cuando se necesiten.
  • Mantén tus equipos seguros. Asegúrate de tener un estuche impermeable para tu teléfono y mantener todos tus equipos, baterías externas, cargadores de automóvil, etc., en un lugar limpio, seco y seguro. Si bien muchos desastres son impredecibles, en casos donde un desastre se dirige hacia ti (por ejemplo, un huracán), haz que la seguridad de tus equipos sea parte de tu plan de preparación.
    • Suministros. Mantén una provisión lista de baterías, agua, refrigerios, kit de primeros auxilios, linterna y cargadores de equipos adicionales en un lugar seguro que todos en tu familia conozcan.
  • Ten un plan. Establece un árbol telefónico dentro de tu familia. También puedes considerar establecer un lugar de encuentro al que todos sepan cómo llegar. Asegúrate de que todos en tu familia tengan guardados en sus teléfonos los números importantes, e incluso podrías considerar tener un emoji o símbolo que signifique "enviar ayuda" y que tu familia sepa usar en caso de emergencia. Practica tu plan de emergencia al menos una vez al año, haciendo revisiones según sea necesario. Si la evacuación es parte de tu plan, asegúrate de que todos tus contactos de emergencia sepan a dónde irás si te evacuas.
    • Guarda tus contactos de emergencia. Asegúrate de guardar y señalar qué contactos son tus contactos de emergencia en todos tus equipos. Algunos equipos permiten designar ciertos contactos como contactos de emergencia, a los que el personal de emergencia podrá acceder. Deberías contar con al menos dos contactos de emergencia: una persona que viva en tu área y otra persona que viva en otra área.
    • Inscribirme a las Alertas Móviles de Emergencia. Optar por recibir Alertas Móviles de Emergencia garantizará que recibas información importante de los funcionarios locales de seguridad pública en tu área.
    • Descargar aplicaciones de emergencia. Descarga aplicaciones de emergencia como FEMA, AccuWeather y Red Cross Emergency para mantenerte actualizado en caso de emergencia.
  • Durante un desastre. Usa tus baterías con moderación. Si se corta la energía y no puedes cargar tus equipos, no querrás perder tus medios de comunicación.
    • Algunos servicios pueden no funcionar correctamente debido al alto volumen de uso de la red, así que si no puedes hacer una llamada telefónica durante o después de un desastre, intenta enviar mensajería de texto o mensajes por otros medios que puedan utilizar menos recursos de red y enviarse con más éxito.
    • Si no tienes servicio celular, pero puedes acceder a una conexión Wi-Fi, intenta hacer llamadas a través de Wi-Fi. Sin embargo, si llamas al 911, asegúrate de proporcionar inmediatamente tu dirección y ubicación al operador.
    • Durante y justo después de un desastre, limita al mínimo las llamadas, los mensajes de texto y el uso de la batería.

Para obtener recursos adicionales, consulta los sitios web a continuación: